Receta de patatas al horno con piel

Recetas de patatas al horno
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: Promedio: )

Receta de patatas al horno con piel




Las patatas son la mejor guarnición que hay por el hecho de que son tan polivalentes que las puedes elaborar de inmensidad de formas y con toda clase de elementos. El día de hoy, en palma-mallorca.en línea, te alcanzamos el punto por punto de la receta de patatas al horno con piel, idónea para acompañar con algo de mahonesa sin aceite o de salsa a la pimienta sin nata.

¿Andas en búsqueda de un menú terminado? Entonces te aconsejamos que combines tus patatas al horno con piel con algo de carne o de pescado y de esta manera tu cuerpo conseguirá todos y cada uno de los nutrientes que precisa. Prende el horno, reúne los elementos y cocina con nosotros estas patatas horneadas. ¡Te encantarán!

Preparación de las patatas al horno con piel

  1. Para empezar a elaborar estas patatas al horno con piel, la primera cosa que debes llevar a cabo es precalientar el horno a 180°C a fin de que tenga la temperatura correcta en el instante de hornear las patatas.
  2. Ahora, lava las patatas y córtalas en trozos medianos. Reserva.
  3. En un mortero, desmenuza los dientes de ajo con una cucharada chica de aceite de oliva y tres medidas de cuchara de perejil hasta conseguir una pasta.
  4. Entonces, enmanteca una bandeja para hornear y pone los trozos de patatas sin que queden unos encima de otros y con la piel hacia arriba. Con el apoyo de una brocha, unta en todos y cada trozo algo de la pasta de ajo y perejil.
  5. En este momento salpica sobre las patatas orégano, albaca, sal y pimienta negra y mete las patatas en el horno. Déjalas horneándose a 180°C a lo largo de 35 minutos precisamente.
  6. Vas a saber que las patatas están listas en el momento en que la piel esté arrugada y estén completamente blandas. Para entender si las patatas ablandaron lo bastante puedes pincharlas con un palillo. Sácalas del horno, deja que reposen a lo largo de cinco minutos y sírvelas aún calientes. ¡Buen beneficio!

¿Te ha dado gusto esta receta?


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.