Receta de croissant con almendras

Recetas de croissants




Realizar un croissant con almendras es sencillísimo y veloz de realizar, puede ser una enorme actividad a fin de que los mucho más pequeños de la vivienda gocen en la cocina. Además de esto, es una receta muy habitual que agrada al mundo entero y que se puede ser útil en cualquier temporada del año. No tengas dudas mucho más y acompáñanos para elaborar esta exquisita receta clásico francesa.

En palma-mallorca.en línea nos chifla estar acompañados de los pequeños del hogar, tal es así que te animamos a elaborar este rico coulant de nocilla o esta muy, muy buena tarta de quesitos con los tuyos.

Llama a tus hijos, sobrinos, primos, nietos… pues ahora vamos a comenzar con este sabroso croissant almendrado ¡Les encantará!

Elementos

  • 250 ml. de leche entera
  • 150 gramos. de almendras
  • 30 gramos. de levadura
  • 400 gramos. de harina
  • 50 gramos. de azúcar blanco
  • 250 gramos. de mantequilla
  • 2 huevos
  • 75 de azúcar glass
  • Sal

Preparación del croissant con almendras

  1. Para elaborar este exquisito croissant con almendras empezarás por precalentar el horno a 200ºC y a elaborar la masa; para esto tienes que tamizar la harina en un cuenco y disolver la levadura en leche fría.
  2. Echa los 25gramos. de mantequilla en el momento en que la levadura se haya diluido totalmente.
  3. En otro cuenco, bate un huevo adjuntado con el azúcar para después vertir la mezcla de a poco sobre la leche sin dejar de eliminar, puedes guiarte de unas varillas eléctricas. Vas a ver que se formará una masa homogénea bastante densa.
  4. Por otro lado, machaca bien las almendras adjuntado con algo de azúcar glass. Puedes hacerla polvillo o dejarla en migas, como mucho más te agrade, reserva una pequeña cantidad para personalizar y el resto añádelas a la masa mezclándolas enérgicamente adjuntado con los 200gramos de mantequilla sobrantes.
  5. Haz una bola con la masa, recúbrela con papel largometraje y déjala descansar en el frigorífico a lo largo de 2 horas.
  6. Una vez pasado el tiempo, enharina una área plana pues es instante de trabajar la masa; con asistencia de tus manos o de un rodillo ves aplanando la masa hasta hallar una cubierta mucho más fina, explota este paso para llevarlo a cabo con los pequeños ¡es muy simple!
  7. Con la cubierta afinada de masa, corta triángulos alargados con asistencia de un cuchillo o de un cortador de pizza, jura que todos y cada uno de los triángulos tengan una manera y medida afines.
  8. Ahora, enrolla los triángulos desde la base ancha hasta la punta para hallar la característica forma de un croissant. Sella los picos y dóblalos un tanto.
  9. En este momento, bate el huevo con el que vas a colorear los croissant con asistencia de un pincel de silicona. Esto va a hacer que reluzcan mucho más y tengan mejor color tras hornearlos. Esta labor puedes dejarla para los pequeños chefs.
  10. Extiende la almendra que has guardado antes sobre todos y cada uno de los croissant y colócalos en una bandeja para hornos cubierta con papel vegetal. Enhorna a lo largo de 15 minutos y vas a ver como medran, ¡tus pequeños alucinarán! Una vez horneados, déjalos enfríar un tanto y… ¡a gozar en familia!

¿Te ha dado gusto esta receta?


Podrá interestarte también este Artículo  Receta de croissant de chocolate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *