No todo está permitido en las fiestas.

Noticias

ir a una fiesta a veces conduce a situaciones muy incómodas para algunos Señorasque tienen que soportar cómo algunos hombres les dicen groserías e incluso las acosan. Si bien es cierto que puede haber casos de lo contrario, donde las hembras superan en número a los machos, la primera posibilidad es la más común. El entrenador personal y de salud, marga almarcharecomendar contactar consumo de alcohol, ya que el exceso puede dar lugar a situaciones de las que nos podemos arrepentir. «Regula lo que consumes y trata de ser crítico y reflexivo sobre cómo vives la fiesta. El alcohol nos hace sentir más liberados, nos ayuda a inhibirnos, lo que a su vez puede exponernos a ciertos riesgos cuando se malinterpretan ciertos comportamientos. Asuma la responsabilidad de sus acciones, especialmente si descubre que pueden dañar a otras personas oa usted mismo. El entrenador apunta que “si eres la otra parte, el que no se toma unas copas de más no se está aprovechando de la situación, manteniendo un comportamiento respetuoso”.

Podrá interestarte también este Artículo  Son Julia Country Hotel, Crítica de hotel de Mallorca

Almarcha reconoce que “a todos nos gusta que cumplidoque en algunos casos ha dado lugar a comentarios con cierto contenido sexualdonde ocurre una cosificación de la mujer». Ante esta situación, señala que “es tu responsabilidad evitarlos y poner límites, no creer que la vida nocturna es el lugar perfecto para ello”.

Por otro lado, señala que «es importante no no malinterpretes el juego de ligar. Hechos como sonreír, invitar a un trago, acercarse más de lo necesario, insistir en besar, tomar más por debajo de la cintura no significan que vaya a pasar algo más si la mujer decide no hacerlo. a’No significa no‘, vive el momento que estás y no hay excusas».

Podrá interestarte también este Artículo  "Con 40 años tengo 5 hijos y una nieta"

El técnico razona que «salir es genial, nos ayuda a aliviar el estrés de la semana, mejorar nuestras relaciones, descubrir a los demás… pero también nos hace darnos cuenta de lo que estamos dispuestos a soportar». Por eso insiste en que «cuando vas a fiestas te fijas mucho en saber» definir límites y aplícalas cuando veas que algo ya no te conviene’. Por último, insta a las personas que disfrutan del tiempo libre a responsabilizarse de sus actos porque «se sale a divertirse, no a discutir, a molestar, a incomodar… No sigamos normalizando las coctelerías, las discotecas». o las fiestas populares como los escenarios donde aún se toleran ciertas conductas de acoso sexual.

Podrá interestarte también este Artículo  Noreste - Pollenca y Alcudia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *