«El campo ayuda a una balanza productiva balanceada»

Noticias Seguros
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: Promedio: )

Isabel Vicens dirige Agromallorca, una compañía establecida por su padre hace mucho más de 50 años. Demanda una mayor implicación de la administración y el campo turístico con la agricultura local, una actividad que demostró ser fundamental.

Llamamos a esta sección Dones d’empenta, ¿Se considera una mujer emprendedora?

Si, lo llevo en la sangre, mi familia es emprendedora y desde el momento en que nací lo he vivido en mi casa. Después he procurado trasmitir a mis hijos esa cultura del esfuerzo y ese amor por el trabajo bien hecho. En nuestro caso además de esto esa cultura de emprendimiento tiene una profunda conexión con la tierra y la agricultura. Y los que estamos trabajando el campo entendemos que para agarrar, primero hay que cultivar, haciendo un trabajo y amando aquello que terminará dando sus frutos.

¿Cuál es en este preciso momento la situación de la mujer en el campo mallorquín?

La verdad es que no hay suficientes mujeres en situaciones clave y definitivas. Es ya hora de que dejemos de estar apartadas a un background. Hemos trabajado, luchado y sufrido para hallar el sitio que merecemos, pero semeja que todavía no fué bastante en el planeta agrícola. Es hora de ofrecer un nuevo paso adelante, pues las mujeres en el planeta agrario desean estar en todos los órganos de resolución. Deseamos estar en las mesas de negociación, representatividad, cooperación y también información pues indudablemente enriqueceremos todas y cada una de las tareas.  

¿Piensa que se dan los pasos a fin de que haya una mayor presencia de la mujer?

Sí se hacen, pero no basta, requerimos que se implique toda la sociedad. En el momento de la realidad, como comentaba antes, la verdad es que en la cooperativas agrarias representamos el 23% del capital humano, pero en cambio en los Consejos Rectores de las Cooperativas agrarias representamos el 8%, y el 9% a nivel estatal. Se trabaja bastante en este asunto desde Cooperatives Agroalimentàries de les Illes Balears pero es necesario la implicación de todos y cada uno de los campos en proyectos activos de igualdad y empoderamiento de la mujer en el ámbito agrario, políticas funcionales de capacitación y de ingreso de la mujer en trabajos de dirección.

Podrá interestarte también este Artículo  la mascarada

¿Cuáles piensa que son las fortalezas del campo mallorquín?

La cercanía, el precaución de quizás entre los nuestro mucho más apreciado patrimonios, que es el territorio y el paisaje puesto que cuidamos del 80% del territorio. Pero asimismo el campo significa hacer una sinergia con el mercado, con los usuarios. Significa hacer cargos laborales, ayudar a una balanza productiva balanceada, perder dependencia del exterior. Significa arraigo y futuro sostenible.

¿Y sus pretensiones?

Pienso que la capacitación es importante para medrar y superar. Formarse de forma continua para progresar en procesos, en capacitación profesional, en áreas de forma directa agrícolas pero en otras de acompañamiento y administración. Del mismo modo comprendo que el planeta agrario pasa por hacer mas fuerte los modelos de cooperación y de administración compartida a escenarios de intermediación o en la creación de sinergias productivas. Y asimismo, como hemos remarcado antes, por el fortalecimiento del papel de la mujer en el campo.

¿De qué manera está encarando su compañía los desafíos que se le muestran al campo?

Adaptándonos de forma continua a las novedosas pretensiones de los usuarios y a los niveles tan alterables a los que nos encaramos. Todo ello pasa por la innovación, por hacer valor y por la distinción basado en la calidad de nuestros modelos. Un equipo humano enormemente formado con la capacidad de afrontar el futuro des de una situación de liderazgo des del deber con los valores de una agricultura sostenible, dentro y arraigada a la tierra, a Mallorca y a su gente. En verdad en este momento iniciaremos una campaña de promoción para ofrecer ingreso a toda la población a la fruta fría y de temporada a residencia. Fruta y verdura de verano cultivada en nuestras fincas y de manera directa a la vivienda del cliente sin intercesor. A un precio muy bueno con la intención de hacer más simple que la población tenga la posibilidad de consumir artículos saludables de cercanía, fresco, de temporada y de súper calidad.

Podrá interestarte también este Artículo  Franquicia de equipaje de Ryanair | Fiestas Españolas

¿Por qué razón escoger primero una fruta o una verdura producida en Mallorca?

Por lozanía, por calidad, por sostenibilidad, por hacer sinergias económicas, sociales en clave de cercanía. La pandemia y sus efectos nos dejaron claro lo simple que es que el ambiente nos cambie las reglas del juego. Y cuanto mucho más fuertes seamos menos atacables vamos a ser. Por compromiso popular, pero asimismo, pues son muy, muy buenos. 

 ¿Qué haría falta para captar mucho más usuarios?

Una parte de la culpa es nuestra, hasta la actualidad nos dimos a saber poco. De ahí que cada vez invertimos y hacemos mejor en comunicación en tanto que lo que no se conoce no se vende, no se consume. El producto es de una calidad superior, y debemos ser capaces que ese mensaje cale en la población y que el cliente demande artículos de cercanía y de temporada. Aquí requerimos la asistencia de las instituciones públicas tanto en la promoción como en concienciación de la sociedad.

¿De qué forma piensa que debería implicarse la administración y otros ámbitos como el turismo para respaldar a los labradores?

La administracion, que en los contratos que adjudica de alimentos que priorice el producto mallorquín, en no exigirnos como enormes compañías de la península sin sentir lo que ellas reciben, debemos juagar con exactamente las mismas cartas y que se nos se haga más fácil ek trabajo agilizando trámites burocráticos.. Debemos jugar con exactamente las mismas cartas y que se nos se haga más fácil el trabajo agilizando trámites burocráticos. Referente al ámbito turístico, comprando nuestros modelos a costes correctos, si somos capaces de ser útil a enormes compañías nacionales, pues a las cadenas hoteleras no. No solo tienen que ver el valor, no tienen la posibilidad de cotejar nuestros artículos por precio con Marruecos o Suráfrica, deben caer en la cuenta que merecemos un precio digno por nuestro trabajo, tienen la posibilidad de entrar a nosotros de manera directa, sin mediadores. Es paradójico que si a los clientes del servicio de los hoteles les gusta mucho ver nuestros campos bien cuidados, y eso forma una parte del atrayente turístico de Mallorca, después esos hoteles no adquieran los modelos del campo mallorquín. Eso nos transforma en jardineros de una economía terciaria y nos condena a la marginalidad productiva y colega-económica.

Podrá interestarte también este Artículo  El retoque aéreo de este jueves

Va a estar en concordancia en que el campo agrario es pequeño, pero preciso. 

Ahora lo vimos, que pasó con la tormenta Gloria, en el momento en que los navíos no podían llegar, solo había modelos locales, si dura una semana nos ingerimos entre nosotros. Y en este momento lo observamos. ¿Cuántos ERTEs hay en la agricultura? Prácticamente ninguno, somos pocos pero seguros, no tenemos la posibilidad de depender solo de una industria, debemos respaldar otras, por el hecho de que tras una pandemia, puede venir un atentado, una tormenta, y de qué vamos a vivir, de la agricultura, si la preservamos. Cabe meditar que somos una isla, deberíamos ser un tanto independientes, debemos acrecentar no solamente la producción agrícola, sino más bien las industrias agroalimentarias en global.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.