Canamunt, el vecindario que hace mermelada con las naranjas cultivadas en sus plazas

Noticias

Un conjunto de vecinos de Canamunt ha producido de manera artesanal 30 botes de mermelada de naranja con los kilogramos de fruta recién cogida de los árboles de la plaza del Banc de s’Oli. La obtenida se causó el pasado sábado. «No llegamos a agarrar los 40 kilogramos que logramos el año pasado, que fueron bastantes», enseña a este periódico Carme Vergaduer, entre las vecinas competidores en la actividad impulsada por la asociación de vecinos. En suma, fueron cerca de nueve personas las que se implicaron en esta acción de vecindario que quiere explotar los elementos que están mucho más cerca, en sus calles. «De ahí que salió esta iniciativa de explotar lo que hay en los árboles, la intención es que estos no solo tengan una función ornamental», dice. «En Banc de s’Oli existen muchos naranjos que en esta temporada del año van muy llenos y realmente bien, y hay que aprovecharlo en vez de dejar que los frutos se caigan al suelo y absolutamente nadie les saque un desempeño», apunta.

Podrá interestarte también este Artículo  Cort memora el 24F en el Muro de la Memoria del Cementerio de Palma

Este es el segundo año que los vecinos hacen confitura y la envasan. El sábado, tras la obtenida de cubos de naranjas, las cocinaron en el local de Benestar Popular del Municipio de Palma, en la calle de Ferreries, institución que se lo cedió para esta actividad pues allí tienen cocina. Los voluntarios que han tomado parte se apuntaron por medio de las llamadas en las comunidades y el conjunto de WhatsApp de la asociación. 

Como novedad, esta vez no solo se ha elaborado confitura de naranja, sino más bien asimismo de pera. «Había en la actividad voluntarios de la red del vecindario Suport Mutu, a quienes les habían donado peras que estaban bastante maduras. Y aprovechamos exactamente el mismo sábado para cocinarlas», dice Verdaguer. 

Podrá interestarte también este Artículo  Javier Cercas se rencuentra con 2 de sus ‘individuos’ mallorquines

Estos envases dulces se van a repartir entre los vecinos que se apuntaron a la actividad y el conjunto de Suport Mutu, que está compuesto por redes incorporadas por vecinos para realizar en frente de las probables pretensiones que logren tener personas en situación de puerta de inseguridad

La actividad de la confitura forma una parte del emprendimiento BarriLab, impulsado por la asociación de vecinos de Canamunt, una iniciativa que brotó a lo largo del confinamiento y desde el como los vecinos y vecinas lograron repensar qué vecindario deseaban con el objetivo de mejorarlo a pequeña escala interviniendo en el ambiente. «Deseamos un vecindario mucho más verde, resiliente y mucho más basado en la gente. De ahí la iniciativa de ver de explotar los elementos que disponemos mucho más cerca», concluye Verdaguer. 

Podrá interestarte también este Artículo  Palau Sa Font, Palma, Mallorca

Vecinas recogiendo naranjas en la plaza del Banc de s’Oli. avv canamunt


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *